sábado, 17 de enero de 2015

Luces de un año que comienza. Destellos. Sombras

Para mi, escribir es pelear, pelear  contra todo y contra todos, y lo mas, pelear en mi contra - y se bien lo que digo, no hay ingenuidad ni jactancia barata-. Y como de muchos modos me amo y me detesto sin pudor alguno, no quiero que la derrota me venga de afuera. Y así, amo y detesto a la gente de aquí, a esta tierra, mi gente, mi única tierra. Debo, quiero, tengo que escribir por ellos, contra ellos. Vanidad, soberbia, ciertamente. Porque amor sin soberbia no es amor, sino andar de pedigüeño; y la soberbia es la condición primera del escritor, antes que el don y la aplicación; en ella envuelve su quebrazón original, su gratuidad, la personalísima y creciente sospecha de ser innecesario. Si le quitas la soberbia, lo haces pordiosero.
Ricardo Garibay.

Contra la violencia de género

El 25 de noviembre de 2014 en la Cámara de Diputados de la Nación hice con una grupo de valientes compañeras legislativas - que inauguraron con creces sus carreras actorales - una intervención contra la Violencia de género. Primero fue en el Salón de las Provincias (Senado) y mas tarde en el Salón de los Pasos Perdidos (Diputados) en la presentación del Manual de Violencia Laboral, por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación, la H. Cámara de Diputados y APL. 

Mujer casta, madre sumisa, asexuada, apolítica, reproductora 
Mujer casta, madre sumisa, asexuada, apolítica, reproductora 
Mujer casta, madre sumisa, asexuada, apolítica, reproductora 
Mujer casta, madre sumisa, asexuada, apolítica, reproductora de los valores patriarcales